Historia

Cómo empezó todo...


Mogens Petersen y Hans Tyndeskov fundaron Kongskilde en 1949 en Dinamarca. La personalidad y el estilo directo de estos dos empresarios era inusual para los directores de grandes compañías. Ellos crearon una atmosfera especial en Kongskilde, donde varios cientos de empleados se sentían como parte de una gran familia internacional, e invirtieron toda su energía en asegurar el éxito de la compañía.

Primeros años


La semilla se sembró cuando dos jóvenes colegas (Mogens Petersen de 30 años y Hans Tyndeskov de 26 años) decidieron lanzar lo que llamaron "algún tipo de empresa propia". Tenían formación técnica y empresarial respectivamente, y unos pocos años de experiencia. Su conocimiento, el trabajo duro, su talento y su personalidad ha demostrado ser una excelente combinación. 

Mogens y Hans se conocían muy bien , ambos eran amigos en el trabajo y en sus actividades en el tiempo libre. Procedían de la misma región de Dinamarca y entre otras cosas, jugaban al fútbol en el mismo equipo. La unión se hizo más firme cuando Hans se casó con la hermana de Morgens.

Antes de empezar la empresa, Morgens ya había diseñado un soplador de grano, lo que mecanizaba el duro trabajo de cargar los sacos de grano. Esto fué anterior a la llegada de las cosechadoras.

Los dos jóvenes fabricantes pidieron prestado cada uno 15.000DKK (coronas danesas) contra su seguro de vida y alquilaron un pequeño edificio, utilizado como fábrica de cemento por el padre de Morgens, por 75DKK al mes. Este edificio todavía forma parte del complejo de edificios de los 35.000m2 que Kongskilde tiene en Sorø, Dinamarca.

Morgens y Hans esmpezaron con un sólo un empleado. Sólo tenían un producto en su gama y sólo se fabricó un soplador de grano. Este se probó en la granja del vecino y su resultado fué satisfactorio. Por lo que se vendió a un agricultoor del mismo pueblo. La siguiente serie de 3 sopladores de grano fueron vendidos en la misma región. Así es como empezó Kongskilde. Los primeros años consistieron en un largo y excitante proceso de desarrollo, con lo que nuevos productos, empleados y edificios se fueron añadiendo cada año. La exportación se estableció rápidamente, y una tradición internacional se inició, lo cual es bastante excepcional para este tipo de negocio.

Los tiempos también han sido duros para Kongskilde ocasionalmente, pero la empresa ha hecho un buen progreso y su dinamismo e internacionalidad ha continuado a gran velocidad y entusiasmo, lo que es una reminiscencia de las mejores tradiciones de Kongskilde para el crecimiento.

Hechos históricos


Compras de Kongskilde:

Particularidades


El Museo Kongskilde

Museum

El pequeño edificio blanco en el interior del recinto de la sede de Kongskilde no ha cambiado mucho desde que fue utilizado por Hans Tyndeskov y Mogens Petersen para lanzar Kongskilde en 1949.

Este edificio alberga el Museo Kongskilde, donde los empleados y los visitantes pueden experimentar de primera mano cómo empezó el grupo y cómo ha progresado a lo largo de los años. El Museo ha sido inaugurado, y no hay duda de que el viejo espíritu de Kongskilde sigue vivo en las paredes y techos de la casa, proporcionando a las generaciones futuras inspiración y la posibilidad de volver a contar la historia de Kongskilde.

Nuestro Logotipo

Kongskilde logotipo

Desde el comienzo de la empresa, el logo de Kongskilde ha sido una K mayúscula dentro de un cuadrado o un círculo. El llamativo logo de Kongskilde es la marca de identidad. A través de los años se ha mejorado varias veces.

Kongskilde Smith

A mediados de 1960, el logo del “Herrero de Kongskilde” fue utilizado en el edificio, así como el símbolo en la compañía fabricante de los brazos y el logo en los papeles de escribir de Kongskilde. También hemos elegido el “Herrero de Kongskilde” como el logo del Museo. El herrero es el símbolo del pasado glorioso de nuestra empresa.